Miércoles, 18 Julio 2018 02:30

Tacuarembó: el departamento más grande y el más seguro del país

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Según los últimos datos del Ministerio del Interior, en relación a su población es el que menos delitos registra. Y quiere seguir igual. Si al comisario mayor retirado Sergio Solé (54), jefe de Policía de Tacuarembó, le preguntan cuál fue el último gran episodio de la crónica roja de su departamento, se tiene que tomar unos segundos para pensar.

“Hubo algún hecho, pero está el de esta muchacha… el que la mató su tío…”. Se refiere al femicidio de una joven de 26 años, el 22 de febrero de este año, en el barrio Juan López de la capital departamental. “Y antes, enseguida de que yo asumí, en marzo de 2017, hubo otro…”.

También fue un femicidio, también en López pero en abril del año anterior, cuando un hombre apuñaló a su expareja y luego se mató.

“Acá nunca pasa nada”, le dice riendo a ECOS un periodista radial tacuaremboense, consultado sobre la sensación térmica local. La temperatura parece ratificarlo.

Si se consideran los últimos datos oficiales disponibles, según departamento, sobre homicidios consumados y denuncias de rapiña y de hurto, correspondientes a los años 2016 y 2017, todos disponibles en la web del Ministerio del Interior, y se los divide entre las respectivas poblaciones, las matemáticas cantan que Tacuarembó es el departamento más seguro de los 19 del país.

En números reales, Flores tiene menos denuncias, pero juega la razón del artillero: es el departamento menos poblado del país, con 25.050 habitantes según el censo 2011. Tacuarembó, el departamento de más superficie del país, con 15.438 kilómetros cuadrados, tiene 90.053, de los cuales 54.800 viven en la capital homónima.

Por caso, Flores registró cuatro homicidios en 2016 y 2017; Tacuarembó, con una población casi cuatro veces mayor, ocho, el doble. Parecida relación hay entre denuncias de hurtos y rapiñas: 1,480 y 2.914, y 36 y 62, respectivamente. 
En 2016 y 2017, Tacuarembó, que es el noveno departamento en cuanto a población, fue el 13° en denuncias de rapiñas y el 17° en hurtos. En momentos en que autoridades y funcionarios del Ministerio del Interior advierten que los primeros números oficiales de 2018 hablarán de un importante aumento de los delitos, Solé habla de que en su jurisdicción están haciendo “un gran esfuerzo” para mantener los índices actuales. Ya hay más de 10 bocas de pasta base cerradas, en 2017 fueron 30, dice.

Esa sensación de seguridad, algo poco frecuente de oír en casi todo el país, es compartida por autoridades locales y por ciudadanos, más allá de que la época de dejar casas y autos abiertos ya quedó en el pasado. José Omar Menéndez, secretario general de la Intendencia de Tacuarembó, dice que la geografía tiene mucho que ver con esto. No es un departamento de frontera y el tránsito interior se centra en dos rutas grandes, de acceso fácil, lo que ayuda a la vigilancia policial, indica. 

La Jefatura de Policía de Tacuarembó consta de 600 funcionarios policiales. Logísticamente, asegura Solé, están “muy bien provistos”. En poco más de un año, 500 de los efectivos han recibido capacitación en relaciones públicas, seguridad pública, gestión, violencia doméstica, armas y tiros, drogas y el nuevo Código de Proceso Penal (CPP).


Fuente:Ecos









 

Visto 85 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Julio 2018 02:39

Arriba